Crítica ‘La Cumbre Escarlata’: Elegancia inocua

La-cunmbre-escarlata-660x330

El síndrome de Tarantino, o dicho de otro modo, el gusto excesivo por sí mismo. De sobras es conocido el enorme talento de Guillermo Del Toro, por entre otras cosas, el fantástico diseño tanto artístico como visual del que hace gala en todas y cada una de sus películas. También es distintivo ese estilo a caballo entre lo fantástico y grotesco, un sello inconfundible, de autor y que lo destaca como uno de los directores con mayor personalidad dentro del gremio (ni que hablar entre los hablantes hispanos).

Su nuevo trabajo, ‘La Cumbre Escarlata’, no solo no olvida ninguna de dichas virtudes sino que las potencia hasta límites que solo el mexicano puede conseguir, y que la convierte en una protagonista más de este espectacular despliegue de talento, deslumbrante y artificial a partes iguales, en un intento de recuperar una narración y un tipo de historia que hace mucho que no se ve por el panorama cinematográfico actual. Sin embargo, toda esa espléndida recreación gótica-romántica (siempre y cuando hagamos caso omiso al horrible diseño de los fantasmas) no ha sido trasladada a un guion que no se encuentra nunca a la altura, ni de su director ni del resto de valores que posee la cinta.

A modo de cuento de casas encantadas y espectros varios, la narración clásica propuesta aquí nos lleva a través de una vacía, lujosa y elegante producción, donde la previsibilidad de una historia mil veces manida y muchísimo mejor contada, nos presenta a unos personajes esclavos de un libreto que maneja con una inesperada torpeza las figuras con las que juega. Porque a pesar de los esfuerzos del trío protagonista, siendo Jessica Chastain la única que consigue sobreponerse a la infructuosa palabrería , hay una clara falta de desarrollo y de bruscos cambios en las relaciones interpersonales, que se hacen notablemente marcadas cuando se encuentran con una trama a la que le sobran varias incoherencias.

Y no es que sea en sí mismo un problema (la mayoría de producciones actuales vienen bastante llenas de incoherencias), pero son tan grandes y hay tantos elementos que fallan respecto a todo aquello relacionado con el guion, que resulta difícil pasarlo por alto. Ello, no omite el moderado entretenimiento que ofrece, impulsado sobre todo por el ya mencionado diseño artístico y la buena dirección de Del Toro, que intenta con cierto éxito distraer a los ojos para desconectar el cerebro. Pena, por supuesto, que una película con todos estos valores falle justamente en lo que no puede fallar, en el guion, y más viniendo de un cineasta como el presente que apuesta la mayor parte de sus cartas a lo meramente visual.

‘La Cumbre Escarlata’ no es un fracaso absoluto, pero sí es una ligera decepción que no aprovecha la oportunidad para recuperar la magia de los cuentos clásicos de terror y devolverle el brillo de antaño. El mexicano se gusta y nos gusta, pero descuida aspectos que deberían ser el eje de la construcción y que se queda como el pilar más endeble de una mansión majestuosa, vacua e inconsistente. Esperemos que solo sea un bache en el camino, una desafortunada parada de fantasmas y promesas que no terminan de cumplirse. Unos pasos atrás para coger impulso.

Top 5 | Las películas de superhéroes más infravaloradas

Decir que estamos ante la edad de oro de los superhéroes en el cine es una obviedad tan rotunda como innecesaria. Son muchas las películas que han pasado por la cartelera durante los últimos años y de todo tipo: reinicios, secuelas, nuevos personajes… Y si miramos solo un poquito hacia el futuro, la cosa pinta igual o mejor (o peor segun quién lo mire), en un 2016 variado y lleno de “nuevas” propuestas.

Pero claro esta, no todas las propuestas que han salido al mercado han tenido el mismo éxito y en algunos casos, por desgracia, las críticas han sido demasiado duras con cintas que ni mucho menos se merecían tales “elogios”. A veces ocurre por las altas expectativas que se depositan en ellas y en otras, simplemente, porque se esperaba algo distinto a lo que finalmente el producto termina ofreciendo. Es por ello que en este reportaje repasaremos algunos de esos films que el publico (no la prensa) ha rechazado de forma mayoritaria, y que a juicio de este servidor, considera injusto. Un Top 5 que os invito a debatir en los comentarios:

5. X-Men: La decisión final (2006)

yy92fOOFfHKZZnuut7qm1wqdood

Tras haber creado dos cintas que revolucionaron el ámbito cinematográfico de los superhéroes, Bryan Singer dejo su testigo a Brett Ratner para que culminara la trilogía de los X-Men. Dos films que contaron con el respaldo y el beneplácito de la crítica y del publico que redefinió el genero, aportando algo más que puñetazos y poderes increíbles, y dotando de profundidad a sus personajes.

Por desgracia, el tercer episodio de la franquicia no tuvo la misma suerte que sus dos predecesoras, por el simple hecho de apostar más por el espectáculo que por el desarrollo de sus personajes. ¿Pero de verdad se merecía las feroces críticas de los fans? Pues sinceramente no. Tras haber dedicado casi 4 horas entre los dos films para dar a conocer al espectador a los mutantes, sus inquietudes y sus problemas, ya iba siendo hora de que llegara el conflicto del que tanto se había ido discutiendo. Conflicto que Brett Ratner supo desarrollar con acierto, con una historia sencilla pero efectiva que ponía tanto a los buenos como a los malos frente a frente, con buenas escenas de acción y con unos protagonistas que seguían manteniendo intacto su carisma. Cierto es que hay algunos personajes nuevos un tanto desaprovechados, pero nada que fuera lo suficientemente molesto para que bajar el nivel del film.

‘X-Men: La decisión final’ es una película rápida, directa y con buenas dosis de espectacularidad. Un entretenimiento efectivo que culmina de forma notable la trilogía original de los mutantes y que los fans la sentenciaron por tomarse ciertas licencias respecto a los comics y variar ligeramente el tono que había logrado sus predecesoras. Un cambio que no termino de convencer al publico, pero que no empaña el resultado de una mas que decente conclusión.

4. Thor (2011)

thor-2011-movie-01

Tras empezar con un dubitativo arranque con Hulk, sorprendernos con Iron Man y llevarnos a la decepción con la secuela del hombre de hierro, el Universo Cinematográfico de Marvel nos presentaba a un nuevo protagonista: Thor. El encargado de dirigir la primera aventura del dios del trueno fue Kenneth Branagh, y el resultado fue un más que digno entretenimiento para todos los públicos, que no termino de cuajar entre los espectadores (o mas bien entre los fans del cómic) por un humor un tanto infantil y un aroma a Shakespeare en sus diálogos que no gusto nada.

Pero para lo que unos puede ser un error, para otros es un acierto. Creo que la mayoría estamos de acuerdo en que un personaje como Thor se merece una película más épica, más aventurera y sobre todo, que consiga explotar el potencial de los diferentes mundos y razas por los que se pasean los asgardianos; pero también es cierto que mas allá de lo que puede ofrecer todo ese universo, el producto que aquí se nos presenta, es un mas que estimable entretenimiento familiar. No es lo que uno podría esperar, pero esta nueva incursión de Thor en el cine nos presenta una agradable aventura, fácil de ver y con mucha personalidad, algo que precisamente escasea en su secuela. Nos presenta a unos personajes carismáticos (unos mas que otros), con correctas actuaciones, con una historia que cumple y unos efectos especiales fantásticos que relucen en algunas secuencias de acción bastante logradas y con un estilo visual francamente llamativo. Sí, es cierto que el humor es más blanco que la nieve, los protagonistas están estereotipados a no dar mas y todo es calculadamente predecible, ¿pero qué más da cuando esta bien hecho?

‘Thor’ es una aventura light del personaje, pero es lo suficientemente entretenida y atractiva para querer ver más del Dios del Trueno. Un film de origen que sirve a Marvel para presentar a otro héroe mas de su amplia galería, concretado en un entretenimiento para ver y disfrutar con toda la familia.

3. Lobezno Inmortal (2013)

A1rEXYv63CdJKL05YQeTPOGrkgZ

Una vez terminada la trilogía, Fox se dedico a planear una serie de spin off sobre los X-Men que se materializó en 2009, con la historia de origen de uno de sus más famosos personajes, Lobezno. Por desgracia, el resultado fue bastante discreto pero eso no parecio importarle mucho al estudio, ya que dos años más tarde volvió a la carga con la maravillosa ‘Primera Generacion’, siendo para un servidor la mejor de la saga mutante hasta la fecha. En ese contexto, llegaría ‘Lobezno Inmortal’ (The Wolverine), la secuela del origen del personaje y que sirve también como secuela de la tercera parte (al menos sobre el papel).

Esta vez las aventuras de las garras de adamantium se trasladan a Japón, en una aventura que explota el potencial de Lobezno como nunca antes lo había hecho nadie. Con una historia bien estructurada, algunos giros de guion hábilmente planeados y una ambientación tan atractiva, esta secuela fue toda una sorpresa. Las expectativas no eran muchas y el censo del publico no era nada halagüeño y es que, hay que dejar esto claro, no es una gran pelicula. Pero es un decente entretenimiento que le saca jugo a uno de los mejores personajes del universo X-Men, y Logan, interpretado como siempre por el magnífico Hugh Jackman, nunca se había mostrado tan apegado al cómic. El film se centra en la historia y en su protagonista, le da algunos giros de tuerca a su figura y lo expone físicamente hasta el limite. Es cierto que quizás esta sea la película más subjetiva dentro de la lista, ya que lo que para algunos resulta interesante, como la historia, para otros es precisamente ahí donde les resulta aburrida. Es un producto modesto y eso, entre tantas producciones que aspiran a ser más de lo que son, es todo un respiro para el espectador.

‘Lobezno Inmortal’ no es la mejor película de superhéroes, pero es un decente viaje a través de Japón, que saca a relucir las garras de un Lobezno con mejor aspecto que nunca. Si conectas con el tono del film, encontraras un notable entretenimiento.

2. The Amazing Spider-Man (2012)

7022528-amazing-spiderman

Solo habían pasado 5 años de la última aventura del hombre araña dirigida por Sam Raimi, y es por ello que muchos eran contrarios a un reinicio tan tempranero. Sony dejó en manos de Marc Webb la complicada tarea de resetear a un Peter Parker que llevaba casi una década con el rostro de Tobey Maguire, y el elegido fue un Andrew Garfield que desde el principio sembró unas cuantas dudas. El film se estreno, las críticas no se hicieron esperar y los fans llegaban a la misma conclusión: poca presencia de Spider-Man, un aire demasiado juvenil, algo aburrida y un protagonista que no convencía.

Pero lo cierto es que nos encontramos con un reinicio francamente bueno con un enfoque diferente al acostumbrado. Algunos elementos se respetaron, otros se modernizaron y las figuras se actualizaron lo suficiente para encajarlas en la época actual. El nuevo reinicio se enfoca mucho mas en la persona de Peter Parker, en sus inquietudes, en sus problemas y en su vida en general, lo que incluye ser Spider-Man y sus responsabilidades. No es tanto una pelicula sobre el superhéroe, sino de la persona que hay detrás de la máscara. Es un blockbuster con corazón “indie”, donde las relaciones y los personajes son el eje del film, y es ahí claramente donde la nueva versión triunfa. La pareja formada por Andrew Garfield y Emma Stone es estupenda, gracias a una química que se palpa en toda la película y que sin duda es uno de los mejores noviazgo que nos ha entregado el cine de superhéroes. La historia es sencilla, como cualquier relato de origen, pero está ejecutada de manera correcta, y el reparto en general es más que notable. Quizás lo mas flojo de la función es el villano, que no por ello malo, y que no hay demasiadas escenas de acción, algo que repito no es el objetivo del film.

‘The Amazing Spider-Man’ es una aventura refrescante, una revisión más que satisfactoria del héroe, donde los personajes son los protagonistas y los efectos especiales secundarios. Un película que no convenció a los fans del arácnido, pero que con el enfoque adecuado, se disfruta enormemente.

1. Hulk (2003)

hulk_2003_4

Llegamos al primer puesto de la lista y al más controvertido de todos. En una época donde los X-Men y Spider-Man eran las estrellas del cine de los hombres en malla, llegó la versión de uno de los personajes que tenia que aparecer obligatoriamente debido a su gran popularidad. De la mano de Ang Lee llegó al cine en 2003 el origen del Hulk, el antihéroe más grande de Marvel. Y su enorme físico fue tan grande como las criticas negativas que le llovieron de todos lados, hacia una película diferente, innovadora y que se desmarcaba totalmente de lo visto hasta el momento. Porque la primera intervención de la masa verde en el ámbito cinematográfico es, sin duda, la mas atípica película de superhéroes.

Ang Lee muestra su visión del personaje en una cinta donde los puños y las patadas se desplazan hacia un lado, para explorar la parte mas psicológica y profunda del monstruo. Con un estilo visual que busca la máxima fidelidad con el cómic, el director taiwanés hace todo un ejercicio de estilo, mezcla las viñetas con el sello del cine y hace una introspección tanto de Bruce Banner como de Hulk. Es un film totalmente diferente al que se puede esperar, un “Batman Begins” adelantado a su tiempo con la marca personal del director, en un retrato triste e incluso (casi) poético del monstruo verde. No es un producto perfecto, tiene algún que otro altibajo, pero es una propuesta arriesgada, valiente e innovadora con un resultado más que notable. Una visión que el publico no compartió, que esperaba con ansias sus raciones de tortas, furia y destrozos, y se encontró con una mirada mucho más intima del verde esmeralda. Hay unos cuantos momentos de acción, pocos pero muy bien rodados, que incluso en su clímax se permite hacer una metáfora de dos personalidades diferentes. Eric Bana cumple como Banner, sin llegar a las cotas de Ruffalo pero superando a Norton; Jennifer Connelly esta francamente bien y el resto del reparto cumple correctamente con su cometido.

El Hulk de Ang Lee es, probablemente, uno de los films mas infravalorados dentro del cine de superhéroes, una versión distinta que los espectadores en su mayoría no supieron apreciar. Un blockbuster de autor sobre un monstruo que destroza cosas, toda una rareza en el género y una producción llena de personalidad. No es el Hulk que necesitas, pero probablemente sí el que mereces.