Las 10 mejores películas del 2015

¿Has estado despistado y no has visto las grandes películas de este 2015? Ahorra tiempo y descubre con nosotros las mejores propuestas del año.

FotorCreated

‘The Hateful Eight’, ‘The Revenant’, ‘Creed’, ‘Spotlight’, ‘Civil War’, ‘Batman v Superman’… Vale, cuesta no estar contando los días para ver esas tan ansiadas producciones que esperamos para el próximo 2016, que viene cargado con grandes estrenos y propuestas que nos hacen soñar con 12 meses llenos de cine y emociones, pero antes se hace necesario recordar y echar un vistazo atrás a un 2015 que termina dejándonos con un buen surtido de cintas para quedarse estas Navidades sentados delante de la pantalla.

Como cada diciembre toca hacer un repaso a lo más destacado y como veréis a continuación hay un poco de todo, aunque predominando una fuerte y curiosa presencia de cine comercial, que ha aunado calidad y entretenimiento a partes iguales, aunque por supuesto el cine independiente y el de bajo presupuesto se ha ganado sus huecos en esta lista. Aclarar también que solo se han incluido films que se han estrenado en cines en España, por lo que puede haber algunas ausencias (y presencias) respecto a otros listados, según la zona.

Sin mucha dilación más, os dejo con las 10 mejores películas del 2015 según este servidor, y os invito a dejar en los comentarios cuales han sido vuestras favoritas:

10. ‘Marte’ (The Martian)

El regreso de Ridley Scott. O mejor dicho el regreso del mejor Ridley Scott. ‘The Martian’ es el ejemplo perfecto de lo que un buen libreto puede conseguir, un entretenimiento de primera categoría que devuelve a su lugar a un director que había tenido varios tropiezos por el camino. Como ya apuntamos en su crítica, la odisea en Marte protagonizada por un eficaz Matt Damon es una potentísima evasión, una luminosa y optimista aventura que apuesta por el humor y reduce el drama, dejando a un lado la tónica oscura de sus hermanas espaciales de años anteriores.

9. ‘Star Wars: El Despertar de la Fuerza’

Sin riesgos y con pies de plomo. Abrams no ha querido pillarse las manos como sí hizo George Lucas y 33 años más tarde, “el resucitador de franquicias” nos devuelve la magia de antaño, las aventuras, las naves espaciales y los héroes de ensueño. ‘El Despertar de la Fuerza’ no será perfecta, e incluso puede ser un remake camuflado del Episodio IV como apuntan algunos fans, pero es una deliciosa vuelta a los orígenes de una saga icónica tanto en el cine como en la cultura social, y el placer de volver a sentir el poder de la fuerza unido a la nueva tanda de personajes (Rey ya ha conquistado los corazones de media galaxia) es motivo de disfrute y celebración.

Probablemente, uno de los mayores alivios del año.

8. ‘El puente de los espías’

A Spielberg no hay nada que se le resista. Encabezado por un magnífico Tom Hanks y acompañado por un sublime Mark Rylance, el norteamericano pone su talento a un thriller ambientado de manera excepcional en la Guerra Fría, demostrando su capacidad para dominar cualquier género que se le ponga por delante. Un relato de cocción lenta con el aroma de los mejores clásicos, con los personajes y los diálogos como ejes principales y la narración ágil y trepidante que podía esperarse de su director de orquesta. Un leve bajón de ritmo en su mitad y una chispa que encendiera el conjunto es lo único que aleja de la brillantez a este notable viaje a la figura humana de James Donovan.

7. ‘Beasts of No Nation’

Es el debut en la industria del cine de Netflix y ya ha conseguido hacer saltar las alarmas en Hollywood. La primera película financiada por el servicio de streaming es un drama bélico de un nivel altísimo y Fukunaga, uno de los creadores de True Detective, se confirma como un excelente narrador tanto argumental como visual. Visceral, sádica y realista, ‘Beasts of No Nation’ es una de las grandes sorpresas de los últimos meses, una lírica y casi poética visión de los conflictos de la guerra, sus consecuencias y la implicación infantil en un contexto horrible, impulsada a un nivel superior por las imponentes interpretaciones de Idris Elba y el novato y pequeño Abraham Atta.

6. ‘It Follows’

Y si hablábamos de sorpresa con el film de Fukunaga, esta lo es aún más. El segundo largometraje de David Robert Mitchell es una de esas rarezas que se dan cada pocas veces a lo largo del tiempo. ‘It Follows’ toma como base el sexo para realizar una historia de horror absorbente, magnética, elegante y con una dirección extraordinaria en todos los sentidos, que saca jugo a su faceta visual de maneras que hacen recordar al mejor Carpenter. Una cinta independiente sobre un género no muy dado a mensajes tan profundos como el que aquí se plantea, que utiliza sus recursos más frecuentes tanto para asustar como para mandar una crítica y una visión de las relaciones sexuales de una sociedad entregada al placer físico. Una innovadora (hasta cierto punto) y fascinante propuesta.

5. ‘Whiplash’

Hay dos poderosas razones por las que ‘Whiplash’ se ha colado en el puesto 5 de nuestra lista, y ambas tienen nombre y apellido: Miles Teller y J.K. Simmons. Porque sin desmerecer la labor de Damien Chazelle que hace un ejercicio tremendo para explotar las virtudes de su material y disminuir sus defectos, la ópera prima de su director es potenciada a unos niveles inauditos por las portentosas actuaciones de sus dos protagonistas principales. Un poderoso relato sobre los tortuosos caminos hacia el éxito envuelta en una orquesta musical que se apoya en la relación alumno-profesor, un vinculo violento, duro y áspero. Su clímax, gracias a la estupenda labor en la mesa de montaje, es de lo mejor que el cine nos ha regalado en este siglo.

4. ‘Nightcrawler’

La línea roja entre la información y la ética periodística puede ser muy fina, pero la moral de la sociedad tampoco suele hacer muchas distinciones. El debut de Dan Gilroy es una crítica descarnada contra los medios de comunicación, un retrato demencial de la sed de violencia del espectador que alimentan las audiencias en una noche de los Ángeles (que evoca a la atrapante atmósfera de Michael Mann), donde un fascinante, brillante y enloquecido Jake Gyllenhaal se apodera de la cámara y de las calles más turbulentas de la ciudad. Una excelente crónica entre la parodia y el análisis que confirma a su protagonista como uno de los mejores actores de su generación para una audaz, inquietante y sucia película.

3. ‘Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)’

No podía faltar la gran triunfadora de la última gala de los Oscar. Iñárritu no solo sorprende con un inmenso plano secuencia magistralmente dirigido, sino que también se encuentra a la altura con un guion esplendido, de personajes perfectamente definidos y un vistazo al descenso de la fama y la búsqueda de la misma. Desde la historia hasta las interpretaciones (la vuelta de un fantástico Michael Keaton arropado por los no menos notables Edward Norton y Emma Stone), van dando forma a una cinta de una solidez inconmensurable a todos los niveles. Tan buena que hasta la Academia tuvo que rendirse a una crítica feroz contra las propias críticas de la prensa, tocando uno por uno los temas actuales de la industria, desde los superhéroes hasta la prensa rosa.

2. ‘Inside Out’

Otro triunfo para Pixar. Parecía tremendamente difícil superarse tras ganarse las elogios entusiastas de obras como ‘Toy Story 3’ o ‘Wall-E’, pero si algo han demostrado las mentes maestras detrás de Pixar es que no hay nada que no pueda superarse con imaginación. Y eso es precisamente ‘Inside Out’, un derroche de imaginación a cada minuto, un libreto brillante lleno de ingenio y la magia característica que impregna la compañía a sus productos. Alegría, Tristeza, Ira, Miedo y Asco ya forman parte del recuerdo colectivo, cinco emociones para llevar a los más pequeños a la total diversión y a los adultos para el completo disfrute de todos y cada uno de los matices que esconde en su interior.

Un relato de ternura y belleza que inspecciona la psicología humana desde un prisma sencillo y encantador, que desde su estreno ya tiene ganada la estatuilla dorada.

1. ‘Mad Max: Fury Road’

Un ‘knock-out’ en toda regla de George Miller. A los que desprecian el género, a los que defienden el entretenimiento como única base para los blockbuster, a aquellos que piensan que se necesitan guiones repletos de diálogos intelectuales para crear obras maestras.  Lo que se presuponía como el regreso de una saga icónica de los 80 es, en realidad, un golpe sobre la mesa y una de las mejores cintas de acción (por no decir la mejor) del siglo XXI. Un señor de 70 años imparte una clase magistral de como rodar escenas de alto riesgo, de locas, violentas y sucias escaramuzas que dejan a las entregas de ‘Fast & Furious’ en un simple juego.

Miller ha hecho lo que hacia mucho tiempo no se veía: aunar en un solo producto calidad de primerísimo nivel y entretenimiento en un blockbuster destinado a verse, para poder disfrutar plenamente de esta maravilla, en las pantallas más grandes. Unos pocos trazos para definir a la perfección lo estrictamente necesario a sus protagonistas y una sola persecución, es lo único de lo que ha tenido que echar mano el australiano para mantenernos enganchado durante 2 horas de furia desatada, explosiones, jaurías de vehículos y una imaginería a prueba de bombas. ‘Mad Max: Fury Road’ es un impresionante espectáculo visual, una experiencia arrolladora que nadie debería perderse y, a lo que respecta a este servidor, la mejor película del año.

No se la pierda.

Anuncios

Top 5 | Grandes momentos del cine de superhéroes

Han salido decenas de películas, arrasan en taquilla allí por donde pasan, y como en todo género, hay mejores y peores productos. Pero si por algo suelen destacar las aventuras de estos grandes (y pequeños) superhéroes son precisamente por esas escenas que se quedan clavadas y grabadas a fuego en nuestra memoria, esas secuencias que nos hacen soñar con lo más alto y nos ponen con la piel de gallina.

Por ello, hemos elaborado este pequeño top sobre aquellos gloriosos minutos que más nos han impactado y que definitivamente nos han dejado un gran sabor de boca. A continuación, os dejamos con los 5 mejores momentos que a nuestro juicio nos ha ofrecido el cine de superhéroes y avisado quedáis de que hay algún que otro gran spoiler, así que si ves el titulo de algún film que aún no has visto, no sigas leyendo; asimismo, aclarar que hay algunas ausencias notorias que nos hemos dejado en el tintero, con el afán de no repetir películas y ofrecer variedad en las elecciones. Os invitamos a que compartáis con nosotros vuestra propia lista de grandes momentos.

Sin más dilación, empezamos:

5. ‘Capitán América: el Soldado de Invierno’: Nick Fury Road

No ha sido precisamente fácil el camino de Steve Rogers por el cine y es que la popularidad de la que goza actualmente el hombre de las barras y estrellas ha tardado un poco más de lo esperado, aunque definitivamente ha merecido la pena. Los hermanos Russo sorprendieron a propios y extraños con un ‘Soldado de Invierno’ que se alejaba de los tópicos de Marvel y nos entregaron una cinta que colocaba al Capitán América en el sitio que le corresponde, transformando su secuela en toda una película digna del cine de espías y el thriller de los años 90.

Para muestra, la fantástica escena en la que un ¿vulnerable? Nick Furia es perseguido por ciertos agentes de carácter sospechoso. Una carrera de vehículos dirigida con pulso y con un buen regusto por un tipo de cine del que hace mucho que no veíamos y que se cuela entre lo mejor del universo marvelita por su excelente realización y su valentía al desmarcarse de otros productos.

4. ‘X-Men: Primera Generación’: Introduzca una moneda, por favor

Tras los relativos fracasos a nivel de crítica de ‘La decisión final’ y la película de orígenes de Lobezno, resultaba fácil pensar que el declive de la saga mutante estaba llegando a un punto de inevitable bajada, pero por suerte Matthew Vaughn paró esa caída en seco. ‘Primera Generación’ no solo revitalizaba la franquicia de manera fantástica, sino que también se permitía regalarnos unas cuantas escenas de gran valor y lo cierto es que ha sido difícil quedarse con solo una, dado que perfectamente podría haber estado esa revuelta “reunión” entre Shaw y el pequeño Erik en Alemania.

Finalmente, nuestra balanza se ha decantado por la ultima confrontación visual entre el personaje de Kevin Bacon y el de Fassbender, dos actores que sacan lo mejor de sí en una secuencia, que por singular, original y sobre todo por una sorprendente y brutal resolución no muy frecuentes en este tipo de films, merece ser destacada. El dolor de Shaw (y de Charles) sobrepasa toda pantalla por la que pasa.

3. ‘El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace’: el regreso de Batman

Tras realizar la que es considerada por muchos la mejor película del género hasta la fecha, Nolan regresó para terminar con la trilogía que había devuelto la dignidad perdida al Caballero Oscuro después de la decepcionante y desastrosa ‘Batman y Robin’, de Joel Schumacher. La recepción de ‘La Leyenda Renace’ fue por lo general positiva, aunque lejos de lo que había supuesto su predecesora, pero aun así, concluía de manera satisfactoria las andanzas del Batman de Christian Bale. Y es que si bien a nivel de guion no fue tan redonda como ‘The Dark Knight’, lo que no se le puede reprochar a la tercera entrega es de habernos brindado algunas de las escenas más espectaculares e impresionantes del héroe de DC.

Entre ellas, y a sabiendas de que hay unas cuantas que podrian haber ocupado este lugar, nos quedamos con la escena en la que un desgastado enmascarado vuelve por todo lo alto tras 8 años sin conocimiento de su paradero. Una fantástica persecución detrás de Bane y sus secuaces, observada por toda la ciudad de Gotham, que realmente conseguía ponernos los pelos de punta, en unos de los mejores minutos de la trilogía.

2. ‘The Amazing Spider-Man 2’: Las promesas incumplidas

Ha sido criticada por muchos, amada por unos pocos y su cancelación no ha hecho más que echar leña al fuego, pero hay cosas que difícilmente se puede poner en tela de juicio. La saga (o dúo) de The Amazing Spider-Man ha pasado sin pena y sin gloria entre los fans, algo que un servidor no termina de entender, y aun así nos ha entregado momentos que son pura delicia. Lo cierto es que ha sido difícil dejarla en el puesto número 2, porque el clímax de la secuela del arácnido es digna de llevarse todos los elogios (que no ha recibido) y sobre todo, merecedora de ser una de las escenas más impactantes y cinematográficamente mejor filmadas en todo el género. Porque el momento cumbre que cambió al superhéroe de mallas rojas y azules, y que también provocó un cambio drástico en los cómics, fue trasladada de manera formidable a la gran pantalla.

Marc Webb, haciendo gala de un pulso magistral, rueda impecablemente la muerte de nuestra querida Gwen Stacy. Manejando los tiempos con excelencia y combinando e intercalando una serie de imágenes tremendamente poderosas, la caída del primer gran amor de Peter Parker y el reloj marcando cada uno de los últimos segundos de su vida entra directamente en uno de los grandes momentos, por no decir el mejor, de la franquicia de Spider-Man. Una escena que no ha sido reconocida como se merece y que dentro de este tipo de películas, pocas cosas mejores se pueden encontrar en una auténtica exhibición de maestría.

Simplemente magnífica.

1. ‘Los Vengadores’: La batalla de Nueva York

El éxito actual de Marvel es imposible entenderse sin ‘The Avengers’. La cinta, que es la cuarta más taquillera de la historia, rompió todos los moldes posibles y creó una nueva forma de crear franquicias totalmente novedosas que esta siendo copiada hasta la saciedad, pero lo cierto es que su buena acogida fue en gran parte gracias a un tercer acto sencillamente sobresaliente. Si bien hasta dicho momento el film transcurría de manera aceptable, su espectacular batalla fue la necesaria para que diera ese salto de calidad que necesitaba y hay claramente dos momentos que sobresalen por encima del resto, aunque aquí hemos decidido obviar la espectacular “parada” de Hulk, en detrimento de la que consideramos la escena que mejor representa a Marvel y, sobre todo, a los superhéroes.

El plano secuencia que va mostrándonos a todos los Vengadores en un fantástico travelling es sin duda el mayor gozo “freak” que uno puede experimentar hasta el momento, una fenomenal secuencia representativa de esta nueva era, que saca lo mejor de los cómics y que invita a todo aquel que pase, a soñar con ser un superhéroe. La mayor muestra de lo que el género nos puede ofrecer, y que capta la esencia de las viñetas como nunca nadie lo ha conseguido.

Es puro Marvel, puro cómic.

Los 5 (+1) estrenos a tener en cuenta en lo que resta de 2015

Termina agosto y empieza septiembre. El verano llega a su fin y con ello la taquilla veraniega, pero el cine nunca para y todavía nos queda la recta final de 2015 para disfrutar de buenas propuestas y grandes taquillazos. Es por ello que aquí repasaremos aquellos estrenos que hacen que todavía nuestra mente no vuele hacia el 2016 y entre todos ellos, creo que a nadie se le escapa que la película más esperada es el séptimo episodio de cierta saga galáctica, pero en esta breve lista no la vas a encontrar, así como el final de los Juegos del Hambre o la nueva entrega de James Bond. En definitiva, ninguna secuela, remake o reinicio de alguna saga establecida.

¿El motivo? Simple y llanamente porque son lo suficientemente conocidas por el publico para que le hagamos un hueco, y aunque es verdad que varias de las que vas a encontrar no son para nada desconocidas (excepto alguna), la intención es fundamentalmente la de dejar a un lado los blockbusters y resaltar los productos más llamativos y, probablemente, de cierta fiabilidad en cuanto a su calidad, para que la tengas en cuenta en tu calendario. De esta manera, no encontrarás ni películas que muevan masas ni tampoco films que no tengan fechas establecidas en España, por lo que desgraciadamente tampoco verás lo nuevo de Iñárritu, ‘The Renevant’, ni lo nuevo de Tarantino, ‘The Hateful Eight’.

Así, y con estos términos aclarados, pasamos a descubrir los estrenos más apetitosos que restan del 2015 en orden de salida:

5. ‘Irrational Man’, de Woody Allen

Sinopsis: En un campus universitario, un profesor de filosofía en plena crisis existencial, le da un nuevo propósito a su vida cuando se relaciona sentimentalmente con una de sus alumnas.

No hay año sin Woody Allen. La cita obligada con el cineasta neoyorquino llega a nuestras salas en este mes de septiembre y esta vez lo hace con ‘Irrational Man’, un film que como no podía ser de otra manera veremos una historia marca de la casa y con el sello inconfundible de Woody Allen. Las críticas especializadas, al igual que en los últimos trabajos del director, se han mostrado divididas, pero de lo que no se puede dudar es de la calidad mínima que siempre nos entrega con cada uno de sus productos.

‘Irrational Man’ está protagonizada por Joaquin Phoenix y Emma Stone, con fecha de estreno en España el 25 de septiembre.

4. ‘Regresión’, de Alejandro Amenábar

Sinopsis: Minnesota, 1990. El detective Bruce Kenner (Ethan Hawke) investiga el caso de la joven Angela (Emma Watson), que acusa a su padre, John Gray (David Dencik), de cometer un crimen inconfesable. Cuando John, de forma inesperada y sin recordar lo sucedido, admite su culpa, el reconocido psicólogo Dr. Raines (David Thewlis) se incorpora al caso para ayudarle a revivir sus recuerdos reprimidos. Lo que descubren desenmascara una siniestra conspiración.

Siempre nos ha hecho esperar Alejandro Amenabar. Para ver su ultimo largometraje hay que remontarse a 2009, cuando estrenó Agora y nos llevó al siglo IV de la mano de Rachel Weisz, pero no va haber que esperar mucho más para su nuevo film. El mes que viene llega ‘Regresion’, un thriller de intriga protagonizado por Ethan Hawke y Emma Watson que promete dejarnos clavado a la butaca y que esperemos suponga un regreso por todo lo alto del director hispano-chileno.

Los asistentes al Festival de San Sebastian podrán disfrutarla antes, pero nosotros tendremos que esperar al 2 de octubre.

3. ‘Marte’, de Ridley Scott

Sinopsis: Durante una misión tripulada a Marte, el astronauta Mark Watney es dado por muerto tras una feroz tormenta y es abandonado por su tripulación. Pero Watney ha sobrevivido y se encuentra atrapado y solo en el planeta hostil. Con suministros escasos, deberá recurrir a su ingenio y a su instinto de supervivencia para encontrar la manera de comunicar a la Tierra que él está vivo.

Vale, es cierto que Ridley Scott no está en su mejor momento y que después de encadenar una racha de productos más bien de dudosa calidad (aunque Prometheus no me parece para nada mala), se antoja difícil predecir si el director de Alien podrá redimirse y explotar todo su demostrado talento. La oportunidad no podría ser mejor para ello: basada en un best-seller, con un guion de Drew Goddard y un reparto de actores de lo más atractivo encabezado por Matt Damon. Veremos si Scott nos puede entregar algo más que simplemente un film correcto o sigue la linea de los últimos años.

Las respuestas a estas incógnitas, el 16 de octubre.

2. ‘Sicario’, de Denis Villeneuve

Sinopsis: En la zona fronteriza que se extiende entre Estados Unidos y México, una joven e idealista agente del FBI es reclutada por un oficial de una fuerza de élite del Gobierno para ayudar en la creciente guerra contra el narcotráfico. Liderados por un asesor enigmático y de turbio pasado, el equipo se embarca en un viaje clandestino que obliga a la mujer a cuestionarse todo en lo que cree con el fin de sobrevivir.

El canadiense es sin duda uno de los descubrimientos más interesantes de los últimos años. No fue su primer largometraje pero desde que la aclamada Incendies saltara a la pantalla en 2010, Villeneuve nos ha dejado dos trabajos fantásticos como Enemy y Prisioneros. En esta ocasión, vuelve con un thriller sobre el tan explotado narcotráfico y las expectativas de Sicario vienen dadas por el notable trabajo de su director, que promete volver a absorbernos con su innata capacidad para atrapar al espectador.

Protagonizada por Benicio del Toro, Josh Brolin y Emily Blunt, el 13 de noviembre comprobaremos si el canadiense consigue mantener el ritmo.

1. ‘Macbeth’, de Justin Kurzel

Sinopsis: Basada en la obra de William Shakespeare, Macbeth, el duque de Escocia, recibe la profecía de tres brujas que dice que se convertirá en Rey de Escocia. Consumido por la ambición y las órdenes de su esposa, Macbeth matará a su rey para hacerse él mismo con el trono.

Ha sido una de las cintas más aclamadas del Festival de Cannes y no ha dejado indiferente a nadie. La adaptación de la famosa obra de Shakespeare ha sido todo un éxito entre la crítica especializada, que basa sus fortalezas en un respeto proverbial de la esencia del material original, una brillante puesta en escena y unas actuaciones impresionantes, destacando especialmente al Macbeth de Michael Fassbender. Esperemos que finalmente las expectativas se cumplan y no se tornen estos elogios en decepción.

Si el trailer pinta bien, esto no hace más que dejarnos con una ganas renovadas hasta su estreno, el 25 de diciembre.

Bonus Track | ‘The Final Girls’

Sinopsis: Un grupo de amigos son absorbidos por una pantalla de cine para encontrarse en medio de un slasher ochentero en el que se convertirán en las víctimas del psycho-killer de la película.

Lo admitimos: estamos haciendo trampa. The Final Girls rompe con todas nuestras reglas, ya que no tiene fecha en España y ni siquiera se sabe si se va a estrenar en nuestro país, pero esta desconocida cinta que saltara a las pantallas en Estados Unidos el 10 de octubre, ha sido toda una sorpresa en los festivales por donde ha pasado. Dado que el desconocimiento de ella es bastante grande (algo lógico), hemos decidida incluirla. ¿Por qué? Pues porque lo que se puede leer por Internet, tiene todas las condiciones y la calidad necesaria para convertirse en una película de culto. Partiendo de las ideas básicas de ‘Scream’ (que tiene su último exponente en ‘La Cabaña en el Bosque’), el director Todd Strauss-Schulson parodia de forma literal a las películas de terror, en una mezcla de comedia y terror, que repetimos, parece que ha cuajado francamente bien en quienes han podido visionarla.

Es probable que no la veamos este año, pero es sin duda un film para tener en el punto de mira.

Universo Matrix | Explicando y redescubriendo la trilogía

movies-matrix_00371664

¿Cuántas veces nos hemos deleitado viendo la primera Matrix con sus impresionantes efectos especiales, su ingenioso guion, su enigmática historia y su mundo virtual? Muchísimas, seguro. ¿Y cuántas veces nos hemos pasado lamentando su segunda y tercera parte? También muchísimas.

¿Pero por qué? Bueno el por qué creo que lo sabemos todos y que no hace falta explayarse con algo ya consabido, pero la pregunta aquí no es esa. ¿De verdad se merecían tales calificativos? ¿Alguna vez hemos intentado buscar realmente esas respuestas que no habían quedado claras en nuestro cerebro, y observar donde las habían puesto los hermanos Wachowski? Creo que no.

Y es que si bien este artículo va encaminado a reivindicar estas dos partes y a dar una explicación, por lo menos aproximada de todo lo que supone Matrix, hay que admitir que es perfectamente entendible las críticas que se vertieron en su momento. Porque la primera película a pesar de ser compleja en su explicación, lo que nos enseñaba era bastante simple, nos abría paso para lo que realmente es el núcleo y el sentido de la trilogía, que son ni mas ni menos que Reloaded y Revolutions. Pero estas dos partes son casi imposible descifrarlas en un primer visionado, ni siquiera en dos ni tres. Porque estos dos films nos invita a pensar, a exprimirnos la cabeza y a ver a la trilogía como un todo, no por partes, lo cual da lugar a que en el momento de su estreno fuera imposible valorarlas por lo que realmente son y se merecen.

Pero vamos a lo importante: la explicación. No voy a seguir el orden de las películas y vamos a ir directamente al origen, para que quede en la medida de lo posible todo más o menos claro, respondiendo a los interrogantes que muchos no lograron entender.

Damos por hecho que todos hemos entendido qué es Matrix: un sistema que realiza una simulación de la realidad para mantener a la raza humana esclavizada bajo la vigilancia de las máquinas. Ellas nos necesitan para vivir gracias a la electricidad y a la energía que desprende nuestro cuerpo, y ellas nos mantienen vivas a través de un licuado proveniente de los cuerpos muertos. Todo esto causado por una guerra entre las máquinas y los hombres.

Matrix y los Elegidos

maxresdefault

Bien, una vez teniendo claro esto (y que si nos damos cuenta es el grueso del argumento del primer film, osease, lo más irrelevante), nos vamos a ir al discurso del Arquitecto al final de Reloaded.

Aquí, el creador de Matrix (la inteligencia artificial), nos cuenta que antes hubo cinco versiones de Matrix. En su primera concepción, el sistema no tenia ningún tipo de fallas, era perfecto pero inesperademente falló. ¿Por qué? Porque el ser humano es precisamente todo lo contrario a la excelencia, es tan imperfecto que el cerebro rechazó el programa. Por eso el Arquitecto decidió crear un programa con su pequeña e independiente inteligencia artificial para que investigara los aspectos psicológicos de las personas, y de esa manera crear una nueva versión de Matrix que esta vez si fuera aceptada por nuestros cerebros; así “nació” el Oráculo. Pero este programa fue mas allá y dio con una solución, una en la cual el programa era aceptado por el 99% de las personas gracias a que daba la opción de elegir a sus habitantes, aunque fuera inconscientemente ¿pero qué pasaba con ese 1% restante que no aceptaba Matrix? Pues que que permanece en el mundo real, lo cual da origen a la ciudad de Sion y esto claro está, supone el riesgo de que esa minoría se rebele e intente desmontar el sistema.

También nos cuenta que en cada una de las versiones, siempre hay una anomalía, un defecto que es imposible de solucionar por la magnitud y la complejidad de Matrix. Esta anomalía es el Elegido, que como dice literalmente, es “una ecuación no balanceada”. Para que lo entendáis, lo lógico es que siempre pase esto: “x=y”, pero en el sistema hay una ecuación que se ha quedado coja, resultando “x= “. Esto repercute en que dicho elemento no esté completo, en este caso Neo, y que provoca que esta anomalía tenga un poder mayor en el sistema pudiendo modificar partes a su voluntad.

Con todo este conglomerado, ¿qué puede hacer el Arquitecto para controlar esa minoría? Utiliza esa defecto en su beneficio, llevándolo por un camino que culmina en la fuente principal. Entonces, una vez llegado ahí, el Elegido reinserta una clave en el sistema y elige a un grupo de humanos directamente de Matrix para que permanezca en Sion y que la especie humana sobreviva, ya que en caso contrario, se producirá un fallo en el sistema aniquilando a todos lo que están conectados a Matrix, que unido a la extinción de Sion que realizarían las máquinas daría lugar a la muerte de la raza humana. En definitiva, el papel del Elegido tiene la función de reiniciar el sistema, mientras las máquinas destruyen a Sion y sus habitantes, para así poder controlar esa minoría y no permitir que se expanda hasta que se convierta en un verdadero problema. Y esto repetirlo una y otra vez.

Ahora bien, ¿por qué Neo es diferente? ¿Por qué no cumple con su deber como sí hicieron sus predecesores? Pues por una sencilla razón: las primeras versiones eran “perfectas”, no daban lugar a que las personas pudieran elegir, todo estaba sumamente guiado y esa anomalía que surgía era proporcional a la creación, es decir, que es un defecto del sistema, y como tal, también conserva sus características. Pero la última versión de Matrix, para que fuera aceptada por nosotros, permitía al ser humano la opción de elegir y eso repercute también en el “defecto eventual”. Los anteriores Elegidos obedecían porque el sistema así lo imponía, pero Neo está condicionado por “su” sistema, que sí permite elegir y está mucho mas liberado, con más margen para maniobrar. Es un defecto que viene desde la propia base y que también afecta en el propio ser humano, ya que Neo profundiza mucho más en su persona que sus predecesores y es capaz de amar. Este sentimiento también viene derivada de la nueva versión, que está mucho más humanizada y apegada a nuestra esencia, aunque todo eso sea una mera ilusión.

Esto es principalmente la historia de Matrix, su creación, su concepción y el sentido de sus elementos; además de la función del Elegido y el por qué Neo es diferente al resto. Hay que dejar claro que Matrix es ante todo, un sistema creado por máquinas, por lo que se rige totalmente por cálculos matemáticos y que es fundamental para comprender la historia. Ahora pasemos a los protagonistas y la historia de los films.

La relación Neo-Smith

359-The-Matrix-Revolutions-7

Primero, dejamos claro que el agente Smith no es más que un programa encargado de proteger al sistema, a Matrix.

Mientras Smith está interrogando a Morfeo en la primera película, el personaje interpretado por Hugo Weaving dice lo siguiente: “Los humanos van a un hábitat y se multiplican hasta que ya no quedan más recursos y tienen que marcharse a otra zona. Hay un organismo que hace exactamente lo mismo que el humano. ¿Sabe cuál es? Un virus. Sí, los humanos son un virus, son el cáncer de este planeta y nosotros somos su cura.”

A propósito o no, lo cierto es que en esta frase vemos como tiene su aplicación en el propio agente. En el primer film asistimos a la destrucción de éste por Neo, quien no lo hace de una forma cualquiera: si nos fijamos Neo se introduce en el interior del agente (se mete en el programa) y lo destruye desde dentro, lo cual es clave y necesario para entender lo que viene después. En Reloaded, el Oráculo menciona que aquellos programas que son destruidos vuelven al ordenador principal para ser borrados o deciden exiliarse y esconderse en el sistema. El agente Smith como sabemos no va a la fuente para borrarse, sino que decide volver y se encuentra con Neo. Y aquí nos encontramos con otra frase que es clave en el desarrollo: “No he acabado de entender cómo pasó; tal vez una parte de usted se imprimió en mí, algo sobreescrito o copiado…”.

Con todo esto sacamos dos explicaciones que son esenciales para entender la historia:

1- El Agente Smith se puede copiar a sí mismo porque, al no aceptar su destino, decide volver y hacerlo como un hombre libre del sistema, desobedeciéndolo y escapando a su control. ¿Qué quiere decir eso? Que tambien puede modificar partes de Matrix a su gusto, y eso lo convierte en un virus: su comportamiento es igual, es un mal que va expandiéndose a través del sistema, infectando los bits e inundando su presencia por todo Matrix.

2.- La muerte de Smith por parte de Neo en el primer film es esencial en el desarrollo del relato. “Una parte de usted se imprimió en mí”, el agente tiene parte de la esencia de Neo, y eso hace que el propio Elegido contenga algo de Smith. Esto provoca que esa “ecuación no balanceada” del Arquitecto consiga balancearse, la x que estaba sola ha encontrado su y:

x=y

Neo= Smith

Como bien dice el Oráculo en Revolutions, Smith es el antagonista de Neo, su negativo, su “yo”. Es por ello que el final de la tercera parte adquiere todo el sentido del mundo. Mientras viva uno el otro vivirá, y sólo con la muerte de uno, los dos dejarán de existir. Por eso Neo deja que Smith lo convierta en él, para que las máquinas (las cuales recordemos que lo mantiene en ese momento enchufado a Matrix) pueda terminar con su vida, y consecuentemente con Smith.

De esta manera, el virus es destruido, Matrix vuelve a estar limpio y Sion a salvo, porque Smith no solo se contentaba con dominar el sistema, sino que iba a ir mas allá y destruir todo a su paso: máquinas y hombres; lo cual resulta determinante para que Neo llegue a un acuerdo con ellas.

El Oráculo

7

¿Cuál es el papel que tiene el Oráculo en todo esto? Recordemos que dicho programa es la madre de Matrix, que tiene su propia inteligencia artificial y se encarga de entender a la raza humana.

En los dos primeros films vemos como mayormente sirve de guia a Neo, es el programa que conduce a la anomalía hacia su destino final, su objetivo, hacia donde tiene que cumplir su misión y allí morir. Pero eso no ocurre, y así llegamos a Revolutions. ¿Por qué cambia de opinión el Oráculo? ¿No es un programa que está puesto para servir a Matrix? Sí, pero eso mismo que condenó a los humanos con la destrucción de su mundo, se vuelve en contra de las máquinas: la inteligencia artificial. El Arquitecto le implantó una I.A. al programa para que cumpliera con su cometido, pero con el paso del tiempo se ha desarrollado, permitiendo al Oráculo que ella también tenga poder de decisión. Ha aprendido y ha tomado parte de un bando, y es por eso que decide ayudar a Neo en su cometido. Porque como bien dice, nada importa más que la elección, lo que nos lleva a otra pregunta.

¿Por qué deja que Smith la convierta si sabe que iba a por ella? Sencillo. Al decidir ayudar al Elegido, ya puede ver mas allá de la elección tomada. Sabe entonces que la única manera de destruir a Smith es que tanto él como Neo acaben muertos. Ella ha visto ya el futuro, y el agente-Oráculo también lo ve. Pero él solo contempla como Neo está a sus pies y como eso le conlleva a la destrucción. Es por ello que en la batalla final, Smith en un momento se para en seco, y dice lo siguiente: “Espere, ya he visto esto. Éste, éste es el final, sí… Usted estaba ahí, en el suelo, igual que ahora, y yo… yo… yo estaba aquí, justo aquí de pie, y se supone que tenía que decir algo, yo decía… “todo lo que tiene un principio, tiene un final, Neo” ¿Qué? ¿Qué he dicho? Nooo, noo, esto no es así, no puede ser… ¡No se acerque a mí!!”

Dicha frase es clave para que Neo entienda lo que debe hacer, que no tiene que luchar. Porque Smith surgió gracias a él, y él es el que tiene que terminar para que su negativo también termine. Era algo inevitable.

Resumen y otras cuestiones

Matrix-228646599-large

Llegados a este punto, aún queda algún que otro fleco suelto por resolver, pero antes haremos un resumen para no despistarnos:

  • Matrix es un sistema que realiza una simulación de la realidad. Ha tenido hasta el momento 6 versiones y en cada una de ellas ha provocado una anomalía imposible de resolver. Esta anomalía es una ecuación que no ha sido balanceada, y dicho defecto posee las mismas características que su sistema. Las primeras versiones eran perfectas, guiando totalmente de la mano a la raza humana. La última da margen para que las personas puedan elegir, y así aceptar el programa; es por ello que Neo es diferente al resto de elegidos, porque puede decidir.
  • El sistema de Matrix funciona en un 99% de los humanos, pero hay un 1% restante que no lo acepta. Esa minoría vive en el mundo real, formando la ciudad de Sion. El Arquitecto, consciente de que puede suponer un problema, utiliza a esa anomalía para hacer el trabajo sucio. El Elegido limpia el sistema, elige a un grupo de supervivientes de Matrix y las máquinas destruyen a Sion. Es un proceso en bucle para conseguir que esa reducida población no se extienda, y no ponga en peligro al sistema.
  • Hay dos programas claves en el devenir de la historia: el programa Smith y el Oráculo. El primero es un programa que protege Matrix, pero es destruido por Neo desde su interior y eso conlleva unas consecuencias: la primera es que provoca que la ecuación se balancee, quedando algo del propio Neo en el agente y viceversa, lo cual permite que el agente también tenga la posibilidad de elegir (por eso éste le dice al personaje de Reeves, “usted me liberó”) ; y la segunda, es que trastoca todos los objetivos de los elementos de Matrix. El Oráculo, que sirve de guía a ese defecto para utilizarlo en beneficio del sistema, desarrolla su inteligencia y decide ayudar a la raza humana.
  • Smith se convierte en un virus infectando a Matrix y quiere extenderse hasta el mundo real. El Oráculo ayuda al elegido para acabar con Smith y lograr que no destruya ni Matrix ni el mundo real.
  • Smith es Neo y Neo es Smith, por eso ninguno de los dos sobrevive y el final de los Wachowski es el único posible. El Oráculo provoca que el enfrentamiento llegue, y en el momento justo hace entender a Neo que los dos deben morir.

En resumen, esto sería la historia de la trilogía, pero quedan unas cuestiones que pueden generar dudas:

1º ¿Por qué cuando Smith mata a Neo en la primera película, éste revive? Porque el Elegido no puede morir, Matrix lo revive para que pueda cumplir su misión, ya que si no lo consigue, supondría un peligro para las propias máquinas.

2º ¿Por qué el poder del Elegido también afecta al mundo real? Por una razón: la fuente principal también esta allí, en la ciudad de las máquinas.

3º ¿Cómo consigue Smith infiltrarse en el mundo real a través de Bane? ¿Cómo es posible? Porque Neo esta allí, por lo que una parte de él mismo está tanto fuera como dentro de Matrix, se encuentra en ambos lados.

Conclusiones

82891943_c8e9f382f5_o

¿Qué nos queda entonces? Una historia en clave informática. Muchos han sido los que se han quedado en la primera película, un primer contacto que no era más que la carta de presentación. Nunca se atrevieron a descubrir lo que era realmente Matrix, lo que los Wachoswski quería que descubriéramos.

Es un relato brillante, adaptado a la era informática. Donde muchos ven un trasfondo religioso (que sí, lo tiene), lo que realmente importa es la tecnología, la reconstrucción de un sistema y la representación llevada a nuestro mundo de un ordenador. Reloaded terminaba de presentar Matrix, y nos ofrecía algunas respuestas sobre el Elegido mientras surgían otros interrogantes. Y al final todas esas respuestas se encontraban en Revolutions, en un final vibrante, épico y que dejaba todo bien cerrado y atado. Por supuesto que se le puede sacar dobles lecturas y diferentes metáforas, pero lo que realmente es, lo físico, se encuentra explicado perfectamente en el conjunto.

La trilogía Matrix es sin duda una de las genialidades más grandes que nos ha dejado el cine, una historia que se disfruta enteramente cuando se conoce su significado. ¿Es irregular? Sin duda, empieza muy fuerte, baja el nivel y recupera el vuelo, pero es una experiencia tan absorbente que merece la pena perderse en su mundo virtual.

Una trilogía para la historia que aún no ha sido reconocida en su totalidad. Una obra maestra.

Top 5 | Las películas de superhéroes más infravaloradas

Decir que estamos ante la edad de oro de los superhéroes en el cine es una obviedad tan rotunda como innecesaria. Son muchas las películas que han pasado por la cartelera durante los últimos años y de todo tipo: reinicios, secuelas, nuevos personajes… Y si miramos solo un poquito hacia el futuro, la cosa pinta igual o mejor (o peor segun quién lo mire), en un 2016 variado y lleno de “nuevas” propuestas.

Pero claro esta, no todas las propuestas que han salido al mercado han tenido el mismo éxito y en algunos casos, por desgracia, las críticas han sido demasiado duras con cintas que ni mucho menos se merecían tales “elogios”. A veces ocurre por las altas expectativas que se depositan en ellas y en otras, simplemente, porque se esperaba algo distinto a lo que finalmente el producto termina ofreciendo. Es por ello que en este reportaje repasaremos algunos de esos films que el publico (no la prensa) ha rechazado de forma mayoritaria, y que a juicio de este servidor, considera injusto. Un Top 5 que os invito a debatir en los comentarios:

5. X-Men: La decisión final (2006)

yy92fOOFfHKZZnuut7qm1wqdood

Tras haber creado dos cintas que revolucionaron el ámbito cinematográfico de los superhéroes, Bryan Singer dejo su testigo a Brett Ratner para que culminara la trilogía de los X-Men. Dos films que contaron con el respaldo y el beneplácito de la crítica y del publico que redefinió el genero, aportando algo más que puñetazos y poderes increíbles, y dotando de profundidad a sus personajes.

Por desgracia, el tercer episodio de la franquicia no tuvo la misma suerte que sus dos predecesoras, por el simple hecho de apostar más por el espectáculo que por el desarrollo de sus personajes. ¿Pero de verdad se merecía las feroces críticas de los fans? Pues sinceramente no. Tras haber dedicado casi 4 horas entre los dos films para dar a conocer al espectador a los mutantes, sus inquietudes y sus problemas, ya iba siendo hora de que llegara el conflicto del que tanto se había ido discutiendo. Conflicto que Brett Ratner supo desarrollar con acierto, con una historia sencilla pero efectiva que ponía tanto a los buenos como a los malos frente a frente, con buenas escenas de acción y con unos protagonistas que seguían manteniendo intacto su carisma. Cierto es que hay algunos personajes nuevos un tanto desaprovechados, pero nada que fuera lo suficientemente molesto para que bajar el nivel del film.

‘X-Men: La decisión final’ es una película rápida, directa y con buenas dosis de espectacularidad. Un entretenimiento efectivo que culmina de forma notable la trilogía original de los mutantes y que los fans la sentenciaron por tomarse ciertas licencias respecto a los comics y variar ligeramente el tono que había logrado sus predecesoras. Un cambio que no termino de convencer al publico, pero que no empaña el resultado de una mas que decente conclusión.

4. Thor (2011)

thor-2011-movie-01

Tras empezar con un dubitativo arranque con Hulk, sorprendernos con Iron Man y llevarnos a la decepción con la secuela del hombre de hierro, el Universo Cinematográfico de Marvel nos presentaba a un nuevo protagonista: Thor. El encargado de dirigir la primera aventura del dios del trueno fue Kenneth Branagh, y el resultado fue un más que digno entretenimiento para todos los públicos, que no termino de cuajar entre los espectadores (o mas bien entre los fans del cómic) por un humor un tanto infantil y un aroma a Shakespeare en sus diálogos que no gusto nada.

Pero para lo que unos puede ser un error, para otros es un acierto. Creo que la mayoría estamos de acuerdo en que un personaje como Thor se merece una película más épica, más aventurera y sobre todo, que consiga explotar el potencial de los diferentes mundos y razas por los que se pasean los asgardianos; pero también es cierto que mas allá de lo que puede ofrecer todo ese universo, el producto que aquí se nos presenta, es un mas que estimable entretenimiento familiar. No es lo que uno podría esperar, pero esta nueva incursión de Thor en el cine nos presenta una agradable aventura, fácil de ver y con mucha personalidad, algo que precisamente escasea en su secuela. Nos presenta a unos personajes carismáticos (unos mas que otros), con correctas actuaciones, con una historia que cumple y unos efectos especiales fantásticos que relucen en algunas secuencias de acción bastante logradas y con un estilo visual francamente llamativo. Sí, es cierto que el humor es más blanco que la nieve, los protagonistas están estereotipados a no dar mas y todo es calculadamente predecible, ¿pero qué más da cuando esta bien hecho?

‘Thor’ es una aventura light del personaje, pero es lo suficientemente entretenida y atractiva para querer ver más del Dios del Trueno. Un film de origen que sirve a Marvel para presentar a otro héroe mas de su amplia galería, concretado en un entretenimiento para ver y disfrutar con toda la familia.

3. Lobezno Inmortal (2013)

A1rEXYv63CdJKL05YQeTPOGrkgZ

Una vez terminada la trilogía, Fox se dedico a planear una serie de spin off sobre los X-Men que se materializó en 2009, con la historia de origen de uno de sus más famosos personajes, Lobezno. Por desgracia, el resultado fue bastante discreto pero eso no parecio importarle mucho al estudio, ya que dos años más tarde volvió a la carga con la maravillosa ‘Primera Generacion’, siendo para un servidor la mejor de la saga mutante hasta la fecha. En ese contexto, llegaría ‘Lobezno Inmortal’ (The Wolverine), la secuela del origen del personaje y que sirve también como secuela de la tercera parte (al menos sobre el papel).

Esta vez las aventuras de las garras de adamantium se trasladan a Japón, en una aventura que explota el potencial de Lobezno como nunca antes lo había hecho nadie. Con una historia bien estructurada, algunos giros de guion hábilmente planeados y una ambientación tan atractiva, esta secuela fue toda una sorpresa. Las expectativas no eran muchas y el censo del publico no era nada halagüeño y es que, hay que dejar esto claro, no es una gran pelicula. Pero es un decente entretenimiento que le saca jugo a uno de los mejores personajes del universo X-Men, y Logan, interpretado como siempre por el magnífico Hugh Jackman, nunca se había mostrado tan apegado al cómic. El film se centra en la historia y en su protagonista, le da algunos giros de tuerca a su figura y lo expone físicamente hasta el limite. Es cierto que quizás esta sea la película más subjetiva dentro de la lista, ya que lo que para algunos resulta interesante, como la historia, para otros es precisamente ahí donde les resulta aburrida. Es un producto modesto y eso, entre tantas producciones que aspiran a ser más de lo que son, es todo un respiro para el espectador.

‘Lobezno Inmortal’ no es la mejor película de superhéroes, pero es un decente viaje a través de Japón, que saca a relucir las garras de un Lobezno con mejor aspecto que nunca. Si conectas con el tono del film, encontraras un notable entretenimiento.

2. The Amazing Spider-Man (2012)

7022528-amazing-spiderman

Solo habían pasado 5 años de la última aventura del hombre araña dirigida por Sam Raimi, y es por ello que muchos eran contrarios a un reinicio tan tempranero. Sony dejó en manos de Marc Webb la complicada tarea de resetear a un Peter Parker que llevaba casi una década con el rostro de Tobey Maguire, y el elegido fue un Andrew Garfield que desde el principio sembró unas cuantas dudas. El film se estreno, las críticas no se hicieron esperar y los fans llegaban a la misma conclusión: poca presencia de Spider-Man, un aire demasiado juvenil, algo aburrida y un protagonista que no convencía.

Pero lo cierto es que nos encontramos con un reinicio francamente bueno con un enfoque diferente al acostumbrado. Algunos elementos se respetaron, otros se modernizaron y las figuras se actualizaron lo suficiente para encajarlas en la época actual. El nuevo reinicio se enfoca mucho mas en la persona de Peter Parker, en sus inquietudes, en sus problemas y en su vida en general, lo que incluye ser Spider-Man y sus responsabilidades. No es tanto una pelicula sobre el superhéroe, sino de la persona que hay detrás de la máscara. Es un blockbuster con corazón “indie”, donde las relaciones y los personajes son el eje del film, y es ahí claramente donde la nueva versión triunfa. La pareja formada por Andrew Garfield y Emma Stone es estupenda, gracias a una química que se palpa en toda la película y que sin duda es uno de los mejores noviazgo que nos ha entregado el cine de superhéroes. La historia es sencilla, como cualquier relato de origen, pero está ejecutada de manera correcta, y el reparto en general es más que notable. Quizás lo mas flojo de la función es el villano, que no por ello malo, y que no hay demasiadas escenas de acción, algo que repito no es el objetivo del film.

‘The Amazing Spider-Man’ es una aventura refrescante, una revisión más que satisfactoria del héroe, donde los personajes son los protagonistas y los efectos especiales secundarios. Un película que no convenció a los fans del arácnido, pero que con el enfoque adecuado, se disfruta enormemente.

1. Hulk (2003)

hulk_2003_4

Llegamos al primer puesto de la lista y al más controvertido de todos. En una época donde los X-Men y Spider-Man eran las estrellas del cine de los hombres en malla, llegó la versión de uno de los personajes que tenia que aparecer obligatoriamente debido a su gran popularidad. De la mano de Ang Lee llegó al cine en 2003 el origen del Hulk, el antihéroe más grande de Marvel. Y su enorme físico fue tan grande como las criticas negativas que le llovieron de todos lados, hacia una película diferente, innovadora y que se desmarcaba totalmente de lo visto hasta el momento. Porque la primera intervención de la masa verde en el ámbito cinematográfico es, sin duda, la mas atípica película de superhéroes.

Ang Lee muestra su visión del personaje en una cinta donde los puños y las patadas se desplazan hacia un lado, para explorar la parte mas psicológica y profunda del monstruo. Con un estilo visual que busca la máxima fidelidad con el cómic, el director taiwanés hace todo un ejercicio de estilo, mezcla las viñetas con el sello del cine y hace una introspección tanto de Bruce Banner como de Hulk. Es un film totalmente diferente al que se puede esperar, un “Batman Begins” adelantado a su tiempo con la marca personal del director, en un retrato triste e incluso (casi) poético del monstruo verde. No es un producto perfecto, tiene algún que otro altibajo, pero es una propuesta arriesgada, valiente e innovadora con un resultado más que notable. Una visión que el publico no compartió, que esperaba con ansias sus raciones de tortas, furia y destrozos, y se encontró con una mirada mucho más intima del verde esmeralda. Hay unos cuantos momentos de acción, pocos pero muy bien rodados, que incluso en su clímax se permite hacer una metáfora de dos personalidades diferentes. Eric Bana cumple como Banner, sin llegar a las cotas de Ruffalo pero superando a Norton; Jennifer Connelly esta francamente bien y el resto del reparto cumple correctamente con su cometido.

El Hulk de Ang Lee es, probablemente, uno de los films mas infravalorados dentro del cine de superhéroes, una versión distinta que los espectadores en su mayoría no supieron apreciar. Un blockbuster de autor sobre un monstruo que destroza cosas, toda una rareza en el género y una producción llena de personalidad. No es el Hulk que necesitas, pero probablemente sí el que mereces.

Atención Marvel: Cinco aspectos para estar a la altura de Spider-Man

¿A la tercera la vencida? Eso deben pensar Marvel y Sony, y es por ello que la nueva versión del arácnido tendría que tener en cuenta algunos aspectos que sí hicieron bien sus hermanas mayores

e7fc3r4jbbrbvltjioqi

Han pasado 8 años desde el último film que dirigió Sam Raimi sobre el famoso superhéroe, Spider-Man 3, todo un éxito en la taquilla… y un fracaso entre la crítica y el público. A partir de ahí, y debido a algunos problemas con Raimi, Sony puso en marcha un nuevo reboot, una revisión más moderna de nuestro amigo y vecino que nunca llego a convencer al público, dejando más detractores que seguidores y que sumado a una recaudación más baja de lo que inicialmente se esperaba de “The Amazing Spider-Man 2”, ha derivado en la cancelación de la saga. ¿Que ha supuesto esto? Un nuevo reinicio, un nuevo Peter Parker (el tercero en 9 años) y el acuerdo entre Marvel y Sony para ver si a la tercera va la vencida y conseguir un hombre araña que dure mucho tiempo.

Tom Holland será el encargado de dar vida al superheroe y los retos no podrían ser más desafiantes: de no cumplir con las expectativas, la imagen de Spider-Man podría resultar bastante dañada entre el público, que puede cansarse de ver a tantos actores diferentes en un mismo papel en un corto periodo de tiempo. Marvel lo sabe, y es por ello que camina con pies de plomos en las decisiones que está tomando sobre el personaje arácnido, pero ¿de verdad las 5 anteriores entregas han sido malas? En absoluto, porque con mayor o menor suerte y con mejor o peor recibimiento, la verdad es que cada una de ellas nos han dejado cosas a tener muy en cuenta, y que por lo mínimo, esta nueva versión que se nos viene deberá de estar a la altura. Aquí te dejamos algunos aspectos claves que pensamos que Jon Watts (director de la nueva versión) debería tener en cuenta:

1. Un Peter Parker fusionado

Andrew_Garfield_Tobey_Maguire_Who_The_Better_Spider_Man_1341345824

He de admitir que siempre he defendido a Garfield por su representación como Peter Parker. Nunca he entendido bien el por qué de tantas críticas, a lo mejor porque era una revisión modernizada, por la nostalgia a Maguire o simplemente porque nunca pudieron superar algunos que llevase tupe o anduviera con un skate por el instituto; pero la verdad es que Andrew lograba transmitir bastante bien algunos de los puntos fuertes del personaje: el uso reiterado de su inteligencia, su inseguridad con las chicas, el nerviosismo al hablar con alguien y una gran vitalidad. ¿Era perfecto? Por supuesto que no, porque al igual que Maguire, ambos tenían puntos fuertes y puntos bajos. En el caso de Tobey, este dotaba a su Peter Parker de un aspecto de pardillo que cuajaba fantásticamente con la idiosincrasia del personaje y que aportaba una humanidad y profundidad realmente elogiable.

Realmente, cogiendo un poquito de uno y otro poquito del otro tendríamos un Peter Parker muy apegado al comic: la inteligencia, el nerviosismo, el carisma y la facilidad de mostrar los sentimientos al público de Andrew (sin tener que estar llorando cada dos por tres) y la humanidad, la profundidad y el aspecto de nerd que le otorgaba Tobey. Esperemos que tanto Watts como Holland tomen buena nota del pasado cinematográfico de Parker.

2. Un Spider-Man a la altura de Andrew Garfield

The-Amazing-Spider-Man-2-Super-Bowl-Trailer

Si preguntásemos a los fans con que se quedarían de la saga The Amazing Spider-Man, probablemente una de las respuestas mayoritarias sería con el propio Spider-Man. Aquí realmente no hay mucha discusión, porque a pesar del más que buen trabajo que hicieron Maguire y Raimi con el héroe, lo cierto es que el creado por Webb y Garfield es lo más fiel que podemos encontrar hasta el momento en la gran pantalla. Con la primera entrega ya se vislumbraba algunos rasgos de Spider-Man que se acercaba bastante al de los comics, pero no fue hasta su segunda entrega que pudimos deleitarnos con ver al Spidey verdadero, al auténtico.

Los movimientos, los chistes malos, el sarcasmo, la manera de balancearse por las abarrotadas calles de Nueva York, las peleas,… todo, absolutamente todo olía y se veía como el superhéroe de los comics. Era como sacar las mismísimas viñetas y trasladarla a la pantalla, para hacernos sentir como si estuviéramos viendo un comic en movimiento. El Spider-Man de Webb era sin duda nuestro Spider-Man. No lo cambies Marvel.

3. Una novia como Emma Stone

emma_spidey_gwen

Criticada por abusar del romanticismo en exceso, The Amazing Spider-Man 2 fue duramente comparada incluso con Crepúsculo, opinión que aquí un servidor no comparte, a pesar del evidente azucarado romance que vivía nuestro Peter con Gwen. Pero lo cierto es que si algo puede presumir esta saga es de habernos dado a una de las mejores novias de superhéroes jamás vista en pantalla. Porque admitámoslo, Emma Stone enamora con su simple mirada. Su Gwen Stacy era divertida, inteligente, valiente y para nada ñoña (si Kirsten Dunst, esa va por ti), que multiplicaba exponencialmente sus virtudes gracias a una química fantástica con el Peter de Garfield.

Tan encantadora como realista, Gwen Stacy nos sedujo tanto como a Parker y su relación amorosa fue realmente muy bien tratada en la primera The Amazing Spider-Man, sin caer nunca en lo cursi o los recursos fáciles. No hay detalles todavía sobre si aparecerá Gwen o Mary Jane en el reinicio que prepara Marvel, pero si consiguen por lo menos transmitir una parte de todo lo que transmitía el personaje de Emma Stone (cosa verdaderamente difícil), nos daremos por satisfechos.

4. Unos tios con grandes responsabilidades

20163996

Ya sabemos que no veremos los orígenes del superhéroe, por lo que podemos suponer que no veremos al tío Ben o al menos no durante mucho metraje. Dada la importancia que tiene en el devenir de Peter, deducimos que veremos a Ben Parker en algún que otro flashback, pero la que sí que tendrá algo más de protagonismo será la tía May como figura maternal. En este caso tiene un reto complicado Marisa Tomei, la elegida de Marvel para representar a la tía de Peter, ya que tanto la pareja conformada por Cliff Robertson y Rosemary Harris como la de Martin Sheen y Sally Field realizaron un gran trabajo, más allá de los gustos de cada uno.

A su modo y con diferentes matices, las dos parejas de tíos han cumplido sobradamente con sus responsabilidades en el cuidado de su sobrino, una a un estilo más a la antigua usanza y otros con unas figuras más modernas. El caso es que es que ahora tendrán que encontrar a los titos más responsables de todo el universo cinematográfico de Marvel, para estar a la altura de las otras versiones, porque ya sabéis “un gran héroe conlleva unos grandes tíos”

5. ¿Y qué hay de los villanos?

alfred-molina-octopus-pxl2

Exceptuando algunas honrosas excepciones, la verdad es que los superhéroes muchas veces no han tenido unos rivales a la altura y una prueba de ello es el mismo Marvel, que ha tenido un camino irregular a través de sus películas individuales para tener algunos villanos decentes. Precisamente, lo que no le falta a Spider-Man son villanos y por suerte, ya hemos podido ver alguno representado bastante bien. Entre ellos, y el más aclamado entre el público ha sido el Doctor Octopus, encarnado por Alfred Molina y que nos ha brindado escenas memorables como la del atraco al banco o la pelea en el tren. Tampoco nos podemos olvidar de Dane DeHaan, que aun con su relativamente corto desarrollo en la última entrega del hombre araña, se las apaño para ser de lo más destacable del conjunto y dar vida a un Duende Verde que en sus escasos minutos hizo poner el mundo de Peter Parker patas arriba.

El potencial y la amplia galería de villanos de la que hace gala nuestro vecino y amigo hacen que sea toda una mina de oro para que Marvel pueda explotar, y así de paso reconciliarse con un aspecto del que no siempre ha salido airoso. Esperemos que tome el ejemplo de los dos nombrados arriba y no de otro más bien bochornosos, como han sido el Electro de Jamie Foxx o el Venom de Topher Grace.