Crítica ‘Fast and Furious 7’: Mucha furia y pocas nueces

Furious_7_Sintext_Banner_JPosters

Después de 6 entregas lo que uno puede pensar de la saga Fast & Furious es lo bien que ha sabido evolucionar para sobrevivir, pasando de las carreras callejeras a las persecuciones y robos de bancos, hasta esta séptima entrega que abraza la acción mas palomitera. Después de dirigir la sexta película de la franquicia, Justin Lin dejó su trono a un lado y James Wan ha sido el elegido para traernos este ‘Fast and Furious 7’, que contra todo pronóstico (o no) es probablemente el más decepcionante de los últimos años de esta veterana saga.

Un año más tarde de detener al criminal Owen Shaw en Londres, Dom, Brian y compañía han decidido alejarse de las carreras y las balas para tener una vida más tranquila y dedicarse por completo a sus familias. Pero todo volverá a trastocarse cuando el hermano de su anterior enemigo, Deckard Shaw, buscará venganza para saldar la cuenta pendiente de su familia.

o-FURIOUS-7-TRAILER-facebook

Evolucionar no es malo. Nunca es perjudicial renovar las claves de una franquicia desgastada para volver a levantarla de sus cenizas y traernos nuevas experiencias, siempre y cuando se haga bien y con respeto al material original. Aplaudida por la crítica y el público, ‘A todo gas 7’ venía con el sobrenombre bajo el brazo de ser la mejor de la franquicia, una franquicia irregular pero siempre con el entretenimiento por bandera, algo que en mayor o menor medida siempre ha conseguido. Pero lo cierto es que este nuevo capitulo no es ni de lejos el mejor (honor que todavía recae en la estupenda ‘Fast Five’), y ese cambio que ya se veía venir con su predecesora no termina por sentarle bien. O quizás sí, viendo el buen recibimiento. A todos nos gusta la acción desenfrenada, las piruetas imposibles y las explosiones por doquier, pero siempre dentro de un contexto que sea mínimamente coherente y una trama que de pie a todas estas cosas. En resumen, dentro de un límite y por desgracia esta vez ese límite ha sido sobrepasado y la tontería y la inverosimilitud han tomado el control de la saga.

‘Furious 7’ es todo un carrusel de escenas imposibles, inverosímiles y de personas que caen y se hacen daño o no en función de lo que el guion exija. Los coches han sido desterrados a un lugar secundario, y en vez de utilizarlos para dar lugar a situaciones frenéticas y persecuciones, son utilizados para crear momentos donde las armas y los enfrentamientos tengan su culmen después de un montón de tonterías y situaciones que pasan porque sí. No hay atisbos de lógica en este estruendoso y ruidoso espectáculo, y ni siquiera los diálogos mantienen el tipo. Es cierto que la franquicia nunca se ha caracterizado por su profundidad ni por conversaciones ingeniosas, pero siempre mantenían el tipo para producciones como esta, pero aquí abundan líneas de patetismo y de ridiculez, que te hace pensar cuantos años tiene el que ha escrito el guion.

jason-statham-vin-diesel-furious-7

Y esa involución que se observa en los diálogos también se traslada a la trama. Volvemos a partir de la base que ninguna de las historias y argumentos de la saga han sido de Oscar, pero una vez más esta séptima entrega vuelve a superarse. Porque a pesar de la sencillez de la que siempre ha hecho gala la franquicia, siempre se ha desarrollado de forma medianamente ágil y siendo directa en sus objetivos. Aquí asistimos a una historia que empieza fuerte, teniendo unos primeros 25-30 minutos que hacen tener buenos presagios, pero es en el momento en el que aparece el personaje de Kurt Russell y toda la subtrama detrás de él, cuando la cosa se desmorona. Porque no hay que ser un lince para darse cuenta que el único propósito de todo esto es una mera excusa para más acción, más peleas y más balas que no aporta nada y que lo único que provoca es dejar de lado a un villano que pintaba tremendamente bien gracias a un impecable y carismático Jason Statham, desaprovechando totalmente su potencial en detrimento de otra historia que no interesa a nadie. Eso sin tener en cuenta también lo desaprovechado que queda el personaje de Dwayne Johnson.

Ahora diréis, ¿por qué buscarle tantos pies al gato cuando el objetivo aquí es el entretenimiento y la diversión? Bien, aceptamos que nos creemos las locuras y nos tragamos las perlas que sueltan los protagonistas cada dos por tres y nos centramos en lo que hay que centrarse. ¿Es entretenida? A medias. La mayoría de escenas cuerpo a cuerpo cumplen francamente bien, y hay alguna que otra secuencia sobre ruedas realmente lograda, pero las escenas son tan extensas que en la mayoría de sus tramos nos encontramos con acción rutinaria y mil veces vistas (y peor hecha) que provoca altibajos en todo su metraje. No hay nada novedoso ni lo suficientemente arriesgado para que la adrenalina nos domine. Antes de llegar al clímax, lo único que uno esta pidiendo es que se acabe ya la pólvora y podamos tomarnos un respiro entre tanto ruido de motores y armamento.

Fast-Furious-sigue-reinando-taquilla_TINIMA20150413_0675_5

Aún con todo lo dicho, ‘Furious 7’ no es un total desastre y contiene algunas cosas rescatables. La primera media hora esta muy bien llevada y el final-homenaje a Paul Walker es sin duda emotivo y uno de los mejores momentos el film; además, la escena de Abu Dabi es de las más conseguidas. El humor sigue el estilo de siempre, recayendo en el personaje de Tyrese Gibson y funcionando con eficacia. La dirección de James Wan es buena y en lineas generales la banda sonora cumple. ¿Se puede disfrutar (medianamente) del séptimo capítulo de la franquicia? Sí, siempre y cuando desconectemos el cerebro, olvidemos sus predecesoras y nos dejemos llevar como cuando nos hemos tomado alguna copa de más. Si la cinta se titulara ‘Los Vengadores callejeros’ y fuera una nueva saga en tono autoparódico de las dos franquicias, sin duda el film cumpliría con su objetivo, pero por desgracia ni es el inicio de una franquicia nueva, ni se toma a risa a sí misma. Para muchos quizás su propuesta sea suficiente, pero habiendo visto ya tantas películas que buscan lo mismo y consiguiéndolo con mejores resultados (y ya no hay que mirar a otras sagas, sino dentro de la misma), ¿de verdad no nos merecemos algo mejor?

La franquicia ha perdido el control y James Wan nos entrega el capítulo mas estúpido, inverosímil y potencialmente desaprovechado de la franquicia. ‘Fast and Furious 7’ es un entretenimiento con mucha furia y pocas neuronas, que puedes disfrutar siempre y cuando aceptes sus normas y apagues durante más de dos horas el cerebro. Es probable que los fans salgan satisfechos, que aquí un servidor sea muy rebuscado y que no haya que pedirle peras al olmo, pero esta nueva entrega rompe con los límites de lo absurdo y lo imposible. ¿Impresionante? A veces, pero sin un trasfondo aceptable todo este derroche de espectáculo carece de sentido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s