Crítica ‘Rumores y mentiras’: A medias con Emma Stone

Rumores Y Mentiras 2

Tras el éxito de ‘Zombieland’ en 2009, Emma Stone se embarcó en otro proyecto siguiendo los derroteros de la comedia, con la diferencia de que por primera vez en su corta carrera se convertía en la absoluta protagonista del film (lo mas cercano fue Paper Man, que co-protagonizaba con Jeff Daniels). ‘Rumores y mentiras’, dirigida por el principiante Will Gluck, supone una vuelta aceptable y algo tibia al estilo de los años 80, una comedia que supone un vehículo de lucimiento para su protagonista.

El film nos narra la historia de Olive (Emma Stone), una joven que tras unas cuantas mentiras, empieza a verse envuelta en una serie de rumores difundidos por ella misma sobre sus relaciones sexuales, y que debido a ello, su popularidad va aumentando en el instituto.

Con claras influencias de las obras de John Hughes, ‘Easy A’ (su nombre en versión original) es una comedia juvenil con aires a los años 80, que podríamos resumir en un constante “quiero y no puedo”. Y es asi porque hay algunos momentos muy logrados que nos harán sacar alguna carcajada, pero por lo general, el film peca de cierta blandura y de algunos altibajos. Le falta chispa y algo de garra en algunos situaciones, que si bien están aceptablemente construidas, en el conjunto le falta fuerza para explotar su lado mas cómico. ¿El problema de ello? Pues en buena parte se debe a un guion que le falta algo mas de “sal” y a algunos personajes que no aportan tanto a la historia como deberían, y que aun así ocupan demasiado tiempo en la pantalla; además de un conjunto de secundarios que si bien esta correctos, salvo alguna excepción, no se encuentra a la altura de su protagonista, una Emma Stone que saca su vis cómica como no la habíamos visto antes.

em

Sobre ella gira todo el film, y la señorita Stone mantiene el tipo y levanta una película que, de otra manera, hubiera quedado irremediablemente en las mediocridades de la comedia que nos asaltan años tras años. Pero gracias a su actuación, el metraje va hacia delante con la suficiente fuerza para mantener el interés en el espectador. La sutileza y la naturalidad de la que hace gala la actriz es encomiable, una espontaneidad que le saca partido su enorme expresividad facial, con una viveza en su mirada que pocas actrices de hoy en día pueden presumir. Es sobre ella, por supuesto, donde se construyen las mejores escenas de la película.

Y junto a la actriz, nos encontramos con un elenco de secundarios que navega en la irregularidad. Entre lo más positivo, nos encontramos con los padres de Olive, una pareja formada por Stanley Tucci y Patricia Clarkson que no solo cumplen con su cometido, si no que aportan al film un escape de tanta verborrea juvenil y oxigenan el metraje con un tono inocente y divertido, que sin duda se agradece. Correctos sin mas, se encuentran tambien Thomas Harden, Lisa Krudow y Alyson Michalka, que apoyan al relato y se sustentan en unos papeles que sirve de apoyo al lucimiento de la protagonista. Y en el lado negativo nos encontramos con una Amanda Bynes sobreactuada, en un personaje demasiado bobalicón que no le hace ningún favor al film y que impregna demasiado tiempo la obra de tonterías y palabrería que, en su mayor parte, no lleva a ningún lado.

La historia es una versión en clave y modernizada de ‘La Letra Escarlata’, una revisión que surge efecto en un instituto, donde Olive y sus mentiras son Hester y sus pecados. Hay cierta ironía en el relato que le va muy bien a la cinta, y ciertas bromas en relación a la película de Demi Moore y a los films del fallecido John Hughes, que les hará sacar una sonrisa a los más nostálgicos. Además, critica el tema de la popularidad y la masiva presión social a la que se someten miles de jóvenes por integrarse en la sociedad, de una manera ligera pero acertada, y reivindica el orgullo de ser uno mismo y no dejarse influenciar por los demás. Por último, la dirección de Gluck es correcta y la banda sonora cumple con su función, acompañando a las escenas con melodías suaves y ligeras, acorde al tono de la película.

2010_easy_a_004

Estamos pues, ante un producto que no trasciende el género y que presenta algunos altibajos, pero aún con todo eso, se las arregla para ser un film aceptable y un entretenimiento ligero, gracias en gran parte a una Emma Stone que presenta un don innato para la comedia. Una actuación que logra poner las miras de Hollywood en una joven actriz con un futuro de lo mas prometedor y que, al igual que su personaje, consigue subir un poquito mas su popularidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s