Crítica ‘Bienvenidos a Zombieland’: Alocada y sangrienta diversión

zombieland

Un poco de zombies, otro poquito de comedia, unos cuantos tópicos y un puntito de gamberrismo. Ruben Fleischer sorprendía a propios y extraños en 2009 con una opera prima fantástica, en una época donde el genero de “los no muertos” volvía a estar en alza y donde las comedias pasaban por un mal bache. ‘Bienvenidos a Zombieland’ devuelve el orgullo al género, y nos hace tener fe en que una buena película de zombies es, aún en estos tiempos, posible.

El mundo ha sufrido un devastador virus, las calles llenas de vida han sido reemplazadas por gente que come a otra personas. Los zombies se han adueñado del planeta y los pocos supervivientes se van desplazando de un lugar a otro para sobrevivir. Uno de ellos es Columbus (Jesse Eisenberg), un joven que se ha quedado solo y sin rumbo, pero que consigue sobrevivir a unas reglas básicas que el mismo ha ideado.

De esta manera empieza el film, con un prologo brillante y rebosante de originalidad que mete al espectador de lleno en la película. Estamos claramente ante una “road movie” (film que sucede a través de un viaje), donde nuestros personajes se irán enfrentando a los diversos problemas que se les va presentando. Fleischer combina acertadamente una mescolanza de géneros (desde la comedia y el terror hasta la acción y el romanticismo) en un explosivo cóctel. Lo mejor que se puede decir de Zombieland es, sin duda, que es divertida; puede parecer extraño decir esto ante una película que apuesta claramente por la comedia, pero allí donde muchos han intentado sacar unas risas al espectador sin éxito, el debutante Fleischer triunfa con solvencia. Y lo hace gracias a algunos aspectos que desarrolla fantásticamente, entre ellos, un guion agudo e ingenioso, que coge los tópicos del genero zombie y los expone con gracia sirviéndose de la autoparodia. Los diálogos son buenos, se percibe una evolución en los personajes y los dota de carisma y de sentido.

Precisamente los personajes son la otra gran baza del film. Columbus (Jesse Eisenberg), Tallahassse (Woody Harrelson), Wichita (Emma Stone) y Little Rock (Abigail Breslin) son la piedra angular del proyecto, formando un variopinto grupo donde cada uno de los actores cumplen perfectamente con su cometido, destacando a un Woody Harrelson que está en su salsa, llenando de carisma y locura a un personaje desternillante. Y es que cada uno por separado tiene su propia personalidad bien definida, y es en la interacción del grupo donde van surgiendo las risas y las escenas mas logradas. Un hombre en busca de un Twinkie, un joven repleto de inquietudes y dos hermanas que harán lo posible para sobrevivir. Toda una mezcla de personalidades que el guion sabe aprovechar y explotar correctamente.

Como ya he mencionado antes, el film toca varios frentes y cada uno de ellos funciona tanto por separado como en conjunto. La situaciones cómicas están muy logradas, sobre todo en los personajes de Woody Harrelson y Jesse Eisenberg, que aportan un toque de gamberrismo que le sienta fenomenal al film; la acción es sangrienta y alocada, destacando especialmente un clímax fantástico, donde la sangre y la inspirada dirección de Fleischer lo convierte en toda una montaña rusa de vísceras y balas; el terror esta ligeramente presente, pero consigue algunos sobresaltos muy conseguidos; y los pequeños momentos donde el romanticismo y el drama hacen actos de presencia, funcionan.

¿Es perfecta ‘Bienvenidos a Zombieland? No, y es que si bien su hora y media pasa volando, si es cierto que tiene algún que otro altibajo encaminándose hacia su hora de metraje. A pesar de ello, el film siempre mantiene nuestro interés y consigue entretenernos en todo su viaje. Ademas, resulta difícil tenerle en cuenta ese pequeño bajón, cuando en las siguientes escenas contemplamos uno de los mejores cameos del siglo XXI. Por supuesto, no diré quien es dicho actor, ya que si no lo sabéis, mejor que lo descubráis vosotros mismo en uno de los mejores momentos de la película. Un autoparodia desternillante con una resolución a la altura.

La BSO acompaña bien los sucesos del film, sobre todo con un repertorio de distintas canciones elegidas de manera acertadísimas, que realzan el tono cómico de muchas de las escenas que van sucediendo.

En definitiva, nos encontramos con una buena comedia y una buena pelicula de zombies, que cualquier amante de alguno de los dos géneros tiene que ver obligatoriamente. Un cuarteto de lo mas llamativo, una horda de zombies y un guion agudo, hacen del debut de Ruben Fleischer un magnífico entretenimiento, una road movie agradable, divertida y alocada. Sangre y diversión a partes iguales.

Bienvenidos a Zombieland.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s